ARGENTINA
Doctrina
Título:"Laudato SI", la Encíclica del Papa Francisco: breve reflexión y reflejo mundial
Autor:Castillo, Yuliana B. - Macaluse, Maximiliano
País:
Argentina
Publicación:Revista Iberoamericana de Derecho Ambiental y Recursos Naturales - Número 16 - Junio 2015
Fecha:26-06-2015 Cita:IJ-LXXX-6
Índice Relacionados
Breve reflexión
Reflejo mundial

Laudato SI, la Encíclica del Papa Francisco: breve reflexión y reflejo mundial


Por los Dres. Yuliana B. Castillo y
Maximiliano Macaluse 


Breve reflexión [arriba] 


La Encíclica Papal ha causado un gran impacto a nivel global. Cuestiones que preocupan y ocupan a especialistas hace tiempo, han llegado a conocimiento de la población en general, de la mano de uno de los comunicadores más importantes del mundo.


El mensaje es claro y es concreto, es urgente e imperioso, desarrollar estrategias contra el cambio climático. Sin embargo, el mensaje ya no alcanza solo a las grandes potencias mundiales o empresas multinacionales: el destinatario de este llamado de atención somos todos, es la población mundial. 


El Pontífice nos dice que “la Tierra, nuestra Casa, parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería”, llamándonos a tomar conciencia de la necesidad de un cambio cultural, de un cambio de estilo de vida. El “desenfreno megalómano” y el excesivo consumismo nos colocan como individuos en una situación de responsabilidad compartida, mientras la Tierra está siendo acosada por el cambio climático.


La Encíclica marca un acento en el tema del desarrollo, propone un cambio de paradigma. Desde que se ha comenzado a utilizar  la idea de desarrollo sostenible o sustentable, hemos tratado de implantar la idea de la necesidad de la “utilización racional de los recursos naturales para la satisfacción de las necesidades presentes, sin comprometer el uso de las generaciones futuras”. Sin embargo, esto no ha sido aceptado, entendido y naturalizado por los países desarrollados, al punto de que en opinión del Papa Francisco los mismos tienen una deuda ecológica con los países en desarrollo. El concepto de “necesidades” ha adquirido un foco diferente, y la utilización de los recursos naturales está puesta a disposiciones de aquellos que consumen y destruyen cada vez más, en lo que el pontífice denomina “cultura del descarte”.


El Papa Francisco dijo que “ha llegado la hora de aceptar cierto decrecimiento en algunas partes del mundo”. Ya es insostenible seguir pensando en un desarrollo sustentable  de los países desarrollados, en este sentido podemos preguntarnos “¿cuánto más pueden desarrollarse?”, y la gran pregunta es si sigue siendo viable el desarrollo sustentable  de países desarrollados, como alternativa para  evitar o revertir las nefastas consecuencias  del cambio climático. El “desarrollo sustentable” podría convertirse necesariamente en algunos casos, en una “retirada sustentable”.


Reflejo mundial [arriba] 


“Laudato si” (Alabado seas), así se titula la Encíclica del Papá Francisco, seguido de una pequeña frase, pero con un enorme mensaje, “el cuidado de la casa común”. Como ya expresamos, ha causado una marca a nivel global, y esto, acarra como consecuencia la expresión de diversos actores de la política, O.N.G. e incluso la O.N.U. 


El Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, tras adjetivar la Encíclica como un mensaje “fuerte y claro”, expresó: “Admiro profundamente la decisión del Papa de llamar a la acción sobre el cambio climático de manera clara, fuerte, y con toda la autoridad moral que su posición le confiere”. Su par francés François Hollande, dijo aguardar que “(…) la voz particular del Papa Francisco sea escuchada en todos los continentes, más allá del ámbito de los creyentes (…)” "Cuando Francia se prepara a recibir las negociaciones climáticas, saludo este llamado a la opinión pública mundial y a sus gobernantes", haciendo referencia a la Cumbre sobre el cambio climático, COP 21, a celebrarse el 30 de noviembre del 2015.


La O.N.U. a través de su titular, Ban Ki-moon, expresó “Su primera Encíclica enfatiza que el cambio climático es uno de los mayores retos que afronta la humanidad y que es un asunto moral que requiere de un diálogo respetuoso con todas las partes de la sociedad.” El director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, luego de agradecerle al Papa por su mensaje sostuvo “Esta Encíclica es una llamada que resuena no solo en los católicos, sino en todos los pueblos de la Tierra. La ciencia y la religión están alineadas en esta materia: Ahora es el momento de actuar."


El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés)  argumentó que la Encíclica es un llamado a la acción para todos.


Los medios de comunicación de todo el mundo también se han hecho eco del Mensaje Papal reflejando las frases más sobresalientes. A continuación se plasman 20 de ellas, 


1.- El Papa pide "cambios profundos" en los estilos de vida, los modelos de producción y consumo y las estructuras de poder.


2.- Critica "el rechazo de los poderosos" y "la falta de interés de los demás" por el medio ambiente.


3.- Afirma que la Tierra "parece convertirse cada vez más en un inmenso depósito de porquería".


4.- El Papa llama a "limitar al máximo el uso de recursos no renovables, moderar el consumo, maximizar la eficiencia del aprovechamiento, reutilizar y reciclar".


5.- Se refiere a "una general indiferencia" ante el "trágico" aumento de migrantes "huyendo de la miseria empeorada por la degradación ambiental".


6.- Critica la privatización del agua, un derecho "humano básico, fundamental y universal" que "determina la supervivencia de las personas".


7.- Asegura que "los más graves efectos de todas las agresiones ambientales los sufre la gente más pobre" y habla de "una verdadera deuda ecológica" entre el Norte y el Sur".


8.- Se refiere al "fracaso" de las cumbres mundiales sobre medio ambiente, en las que "el interés económico llega a prevalecer sobre el bien común".


9.- Apunta al "poder conectado con las finanzas" como el responsable de no prevenir y resolver las causas que originan nuevos conflictos.


10.- El Papa cree necesario "recuperar los valores y los grandes fines arrasados por un desenfreno megalómano".


11.- "Cuando no se reconoce (...) el valor de un pobre, de un embrión humano, de una persona con discapacidad, difícilmente se escucharán los gritos de la misma naturaleza".


12.- Para el Papa, "es una prioridad el acceso al trabajo por parte de todos".


13.- Entiende que "a veces puede ser necesario poner límites a quienes tienen mayores recursos y poder financiero".


14.- Pide que las comunidades aborígenes se conviertan "en los principales interlocutores" del diálogo sobre medio ambiente.


15.- Critica la "lentitud" de la política y las empresas, que sitúa "lejos de estar a la altura de los desafíos mundiales".


16.- El Papa cree que la "salvación de los bancos a toda costa (...) solo podrá generar nuevas crisis".


17.- Critica que la crisis financiera de 2007-2008 no haya creado una nueva regulación que "llevara a repensar los criterios obsoletos que siguen rigiendo el mundo".


18.- Asegura que las empresas "se desesperan por el rédito económico" y los políticos "por conservar o acrecentar el poder" y no por preservar el medio ambiente y cuidar a los más débiles.


19.- Cree que la solución requiere "educación en la responsabilidad ambiental, en la escuela, la familia, los medios de comunicación, la catequesis".


20.- El Papa anima a los cristianos a "ser protectores de la obra de Dios" porque "es parte esencial de una existencia virtuosa".




© Copyright: Revista Iberoamericana de Derecho Ambiental y Recursos Naturales